Versos a la Luna

En una noche templada, Sentado sobre una roca, Abrazado por el Campo y la Mar; Le dediqué versos a la Luna…   Mi querida blanca Luna; Tu luz ilumina la vida dormida A mi alrededor.   Danza tu reflejo, En las aguas serenas, Que acarician la arena.   La Brisa, Me susurra al oído, Tus cálidos …

Sigue leyendo Versos a la Luna

Por la calle empedrada

Otoño…  Fría madrugada, Caminando voy; Por la calle empedrada.   Y Siento…   El suspiro del viento, El abrazo del rocío, La frescura de la garúa.   Y veo…   A las nubes viajar, perdidas por el cielo; A los árboles danzar, la melodía del viento; A las hojas caer, acariciando mi cuerpo.   Por …

Sigue leyendo Por la calle empedrada

Mi nombre

No me considero un gran triunfador, Pero mucho menos un perdedor.   Simplemente soy un soñador, Con la mirada fija en el horizonte.   En mi vida he tenido ya varios obstáculos; Los he podido superar.   También he tenido de las buenas; Las he sabido disfrutar.   No existe el poder Que nos permita …

Sigue leyendo Mi nombre

Suya

Princesa… La observo desde mi choza, Allí; en el alto balcón del castillo. Y siento su escozor, Su desilusión; Otra vez. Otra vez, Su príncipe adorado, En el camino se ha quedado; Con otra mujer enmarañado, Y a usted la ha dejado Llorando en las alturas. Princesa… Usted que es tan bella, Usted que es …

Sigue leyendo Suya

La Mar

Cierro mis ojos… Me entrego a ti; Al azul inmenso de tus aguas, A tus días de calma y tus noches agitadas. Al níveo de tu paisaje abrazando las orillas, A tu cándida frescura que acaricia mis mejillas. A la dulce conquista de tus recónditos secretos, A la cálida expresión de tus más gélidos sentimientos. …

Sigue leyendo La Mar

Tu comodín

En tus noches de soledad, en tus noches de infortunio; soy tu carta secreta. El solitario comodín del mazo que; entre oro, espadas, copas y bastos, acecha impaciente su turno en este juego tentador. Numerosos encuentros ya hemos ganado, cuantiosa destreza te he demostrado, ante un adversario tan consagrado como lo ha sido el pasado… …

Sigue leyendo Tu comodín

Mar revuelto

Navegando en la silenciosa oscuridad de una noche iluminada, las estrellas me guiaron hacia el profundo mar de tu cuerpo. Y surcando aquellas aguas, he descubierto un puñado de barcos encallados que, en busca de riquezas, han sucumbido ante el poder de las turbulentas aguas de tu piel. Debo sentirme honrado, por haber navegado, y …

Sigue leyendo Mar revuelto